MIGUEL MIHURA: PROSA Y OBRA GRAFICA


miguel mihura: prosa y obra grafica-miguel mihura-9788437621395

MIGUEL MIHURA
,
CATEDRA, 2004
ISBN 9788437621395

Datos del libro

  • 15.0×22.0cm.
  • Nº de páginas: 1536 págs.
  • Editorial: CATEDRA
  • Lengua: CASTELLANO
  • Encuadernación: Tapa dura
  • ISBN: 9788437621395
  • Año edicón: 2004
  • Plaza de edición: MADRID

Resumen del libro

En 1952 se estrenaba Tres sombreros de copa con veinte anos de retraso. Treinta antes, Mihura habia publicado «Tragedia breve de una senorita», un cuento breve que permitia deducir el sentido del humor que precedio y acompano a su teatro.
«Yo, que amo el refrito —escribiria Mihura—, he publicado en La Codorniz muchos chistes y articulos que habia publicado hace quince anos en Gutierrez». Usese este libro como lo que es: un repaso por su obra grafica y periodistica, que permite vislumbrar los estratos y materiales del humor que edifico su estilo. El lector tiene ante si un singular museo de curiosidades: un leopardo aficionado a la musica descriptiva, un cocinero de ocasos, una vieja a la que se le habian muerto todos los dientes, una lagrima que cae bajo las ruedas de un vagon y la destroza, un paisaje de arrugas muertas a planchazos, una nariz desagradecida que puede competir con la de Gogol… Estupenda la «Seccion dedicada a explicar bien como son» determinadas cosas: por ejemplo, «el metro», que casi es una historia de cronopios, o «la hormiga», cuyo principio recuerda «La esfinge» de Poe. Y las ingeniosas dilogias. Es conocida aquella de Jardiel: «Pasaron cinco minutos y dos aeroplanos». Mihura escribe: «Despues de hacerme esta reflexion y un siete en la americana…».
Museo que tiene ademas la ventaja de ser un espejo de la historia: alusiones mas o menos picantes que Mihura hacia en 1925 no habria podido —ni querido— hacerlas treinta anos despues. Personajes, lugares, situaciones, incluso textos, que anos despues renacerian en sus comedias. Curiosas premoniciones: ?Y se quejaba Greta Garbo en el 29 de las «maquinitas de retratar!». En su humor previo los pisos como carceles; las ciudades como desiertos, como hormigueros o como infiernos; supo que todos los ninos se estropean cuando crecen, y que «siempre que se v

La información de esta página es la disposición de referencia.
Usted puede comprar o descargar este libro en línea - http://www.casadellibro.com/